24 Hour Party People, on air

20 09 2010

Llega un nuevo septiembre, y con él, la nueva temporada de 24 Hour Party People, en Onda Mayor. Acompáñanos en esta tercera temporada para descubrir qué se cuece en Madrid este año: los mejores conciertos de la capital y festivales internacionales, arte, y mucha, mucha música.

Mantente alerta, que esto empieza ya, y este año empezamos fuerte: Arcade Fire, The Soundtrack of our lives, Placebo, o José Gonzalez son sólo algunos de los grupos que visitarán Madrid en muy poco tiempo.

Stay tuned for more rock & roll!

Anuncios




05.18

19 05 2009

Fuera luces,

Fuera móviles,

Fuera color,

 

Estamos viendo Control.

En la pantalla un jóven Ian Curtis fuma tirado en la cama, con el torso desnudo cubierto por un abrigo de piel y los ojos pintados de negro, en la misma habitación en la que baila delante del espejo a ritmo de Bowie. Este es el comienzo de Control, película con la que el holandés Anton Corbijn nos acerca al personaje de Ian Curtis, líder del mitiquisimo grupo Joy Division, en la película vemos a un Ian adolescente, que tras mostrar su talento como poeta en el extrarradio de Macclesfield consigue ser aceptado en The King’s School, donde sin embargo se dedica a soñar despierto en clase, muy posiblemente primer síntoma de la epilepsia que sufriría más adelante y que marcaría su carrera, sus conciertos y esa especial forma de bailar que le caracteriza. Es en esa época en la que conoce a Deborah, con la que se casaría en 1975 (ojo, con 19 añitos) tras “robarsela” a su mejor amigo en ese momento, así que en 1976 además de contar con las responsabilidades que mantener un hogar suponían y que le obligaban a trabajar en una oficina del paro, inicia junto con Bernard Sumner y Peter Hook un proyecto musical que incluirá a Terry Mason. Les bastaron dos años, un cambio de nombre (del inicial Warsaw al definitivo Joy Division) y unos cuantos baterías para despegar con su sonido, tan oscuro como personal. Así con 1979 llegó la firma por el sello Factory, apariciones el televisión y numerosos conciertos que le alejaban constantemente de su familia y de su hija recién nacida, en estos conciertos les acompañaba casi siempre la belga Annik Honoré, de la que Ian se había enamorado y que supuso la gota que colmó el vaso en su matrimonio. Así que el día antes de irse de gira a los EEUU, Ian, que veía que su medicación para la epilepsia no funcionaba, e incapaz de hacer funcionar tanto su relación con Annik como su matrimonio con Deborah, que además le estaba pidiendo el divorcio, decidió suicidarse el 18 de mayo de 1980 con la cuerda de tender en su casa de Macclesfield.

 

¿Una historia por la que merecería la pena hipotecar vuestra casa?

Anton Corbijn sin duda pensó que si lo era cuando al recibir el rechazo de los productores de invertir en una película en blanco y negro decidió ser él el que aportase aproximadamente la mitad del presupuesto que era necesaria para que Control se llevase a cabo. Una decisión algo arriesgada ¿no? Pero a lo mejor fueron sus 34 años de experiencia como fotógrafo trabajando en revistas como Vogue y Rolling Stone y haber disparado instantáneas tan míticas como la portada de “The Joshua Tree” de U2, grupo con el que continuaría colaborando en su trayectoria como director de videoclips, grabando entre otros “Pride (In the Name of Love)”, “One” o “Electrical Storm”, convirtiendose así en su director creativo además del de Depeche Mode. Admitamos que con estos precedentes Anton Corbijn contaba con la suficiente confianza en su trabajo como para desoír a un puñado de productores, además del apoyo total que recibió de las personas implicadas en la historia, Deborah Curtis le dijo que “hiciera lo posible para que la película fuera adelante” palabras que tomó al pie de la letra, además de aportar su “Touching From A Distance” para que Matt Greenhalgh realizase una adaptación al guión que le valió el premio BAFTA al mejor guión , también los antiguos componentes de Joy Division, ahora bajo el nombre de New Order, le prestaron su apoyo en la banda sonora con algunos temas instrumentales, mientras que fueron los actores los que grababan las actuaciones del grupo en la película.

En palabras del mismo Corbijn desde su mudanza a Londres con el fin de acercarse a esa música que estaba surgiendo de las cenizas del punk, años en los que fotografió, ocho años después de ese 18 de Mayo de 1980 Joy Division no había muerto en absoluto, ni casi treinta años después como ha demostrado con Control, siendo entonces cuando rodó el videoclip para la canción Atmosphere, que acompaña a los gritos de “Can someone help me!?” de una Deborah Curtis desesperada (y magnificamente interpretada) en el final de la película. De esto nace esta biopic, de la admiración de un amigo al que hace casi treinta años que perdió.